Riesgos

4

Toma riesgos. Si sale bien, serás más feliz. Si sale mal, serás más sabio“.

Ayer daba las buenas noches por Instagram con esta frase; una de las muchas que suelo leer ya sea en libros o redes y que me llaman la atención. Y me hizo pensar.

¿Soy alguien capaz de correr riesgos? Y no supe qué responder. Porque no creo que haya una respuesta, porque todo depende de en qué ámbito de la vida nos movamos; una persona arriesgada en el amor puede ser la más conservadora en la parte laboral. Y viceversa.

Para empezar, ¿qué es correr un riesgo? Todos responderíamos que es atreverse a hacer algo sabiendo que puede salir mal (lo que muchos llaman hoy en día, “salir de la zona de confort“). Sin duda, los riesgos dan miedo y por eso, todos intentamos evitarlos. ¿Y por qué? Pues por algo tan sencillo como que todos queremos no equivocarnos. Es totalmente humano no querer fallar; pero a la vez, sólo los errores o los fracasos son los que nos permiten aprender y crecer. O al menos yo lo veo así.

8

10

Proponerse algo, sufrir y conseguirlo, es la sensación más satisfactoria del mundo. Los riesgos no sólo se asumen en el amor; también en el trabajo, en la vida personal, o incluso, en algo como el deporte. Los riesgos permiten saber dónde están los (supuestos) límites que tenemos, y superarlos.

Decidí opositar. Y probablemente, fue el riesgo más grande que he asumido hasta hoy. Decidí renunciar a comenzar una carrera profesional al mismo tiempo que lo hacían las personas de mi generación; decidí no ganar dinero (sino todo lo contrario) a costa de ganar en formación; decidí que muchos de los planes que mi familia o amigos iban a proponer no iba a poder hacerlos; decidí que en un momento determinado, sacrificaba mi presente por un futuro que no sabía si iba a conseguir.

Y gané. Y no fue nada fácil. Todo lo contrario; sufrí muchos días y estuve a punto de tirar la toalla. Pero cuando alguien se propone un reto y desea con todas sus fuerzas conseguirlo, lo hace. Corrí un riesgo que salió bien. Pero también os digo que, si hubiera salido mal, nunca me hubiera arrepentido de haberlo intentado. Por la sencilla razón de que estoy segura que, no alcanzarlo habría tenido un sentido que ahora no soy capaz de entender, pero que creo firmemente que me habría enseñado mucho.

9

5

También hay retos en el amor. Pero si os digo la verdad, creo que la teoría del hilo rojo de la que os hablaba el viernes (click) hace que los riesgos amorosos sean esos nudos o enredos que ese hilo puede tener.

¿Y por qué os hablo un lunes de esto? Pues porque es el día más difícil de la semana y un chute de energía no viene nunca mal. Y porque muchos de los que estáis al otro lado me escribís diciéndome que os gustan mucho esos post en los que, al acabar de leerlos, os coméis el mundo (¡¡¡GRACIAS!!!).

3

2

1

Así que, si sientes que estás en una zona de confort; déjala. Proponte retos nuevos (no hace falta escalar el Everest o querer correr la maratón en dos días) que estés dispuesto a asumir y ve a por ellos. No hace falta que nadie confíe en ti; sólo tú mismo puedes obstaculizar o facilitar el conseguirlo. Y si ese reto sale mal, aprovecha lo que aprendas para el siguiente.

Por supuesto que para correr riesgos hay que ser valiente; pero esa valentía no la van a medir los demás sino uno mismo. Yo no me considero alguien arriesgada, pero sí creo que cada reto que me propongo, acabo consiguiéndolo (tarde o temprano). Y lo difícil en mi siempre es pensar, ¿qué me propongo ahora?.

Y vosotros, ¿sois personas arriesgadas?

Feliz lunes

Os espero el miércoles. Gracias por estar al otro lado.

Malu

Pd. En la línea de los riesgos, he salido de la zona de confort de vaqueros o prendas básicas y os propongo este conjunto diferente de falda y suéter de Metisu.

6 pensamientos en “Riesgos

  1. estas muy guapa arriesgandote!!
    a estas alturas de la vida tengo que decir que SI soy una persona arriesgada. lo que no tengo tan claro es si acierto o no…. quiero pensar que el final esta aun en el aire y que todas esas veces que me he tirado a la piscina tendran su recompensa. eso espero.
    mientras, me la seguire jugando. es mi naturaleza.
    muaaaaaaa!

  2. Gracias por estos post. Yo estoy del lado difícil, del mismo que tú decidiste tomar un día (opositar) y a un mes del segundo examen, el que me separa de mi ansiada plaza. Años de mi vida hipotecados por un futuro que espero que valga la pena. Personas como tú, me motivais a seguir adelante.
    Gracias, mil gracias

  3. Por cierto, acierto total ese look. Guapísima, como siempre. Y hoy también que acabo de salir de tu direct de IG. Besos

¡Gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s