¿Me etiquetas?

11

Las etiquetas mejor para la ropa que nos compramos… ¿no?

Quizá al leer el título, os haya venido a la mente ese momento en el que un amigo tuyo sube una foto a cualquier red social y le pides que “te etiquete” para que en tus respectivas redes también aparezca el inmortalizado momento. Pues no. Hoy no os hablo de esto ni del pánico que alguna sentimos cuando dichas redes nos notifican que alguien nos ha etiquetado en una foto que no ha pasado previamente por nuestro control…

Hoy quiero hablar de cómo nuestra sociedad, a pesar de que se jacta de querer libertad para todos, sigue utilizando los estereotipos (o etiquetas) para caracterizar a las personas sin atender a que, cada uno, podemos y debemos vivir nuestra vida como queramos siempre que no hagamos daño y respetemos a los demás. Y que todos, somos diferentes pero tenemos derecho a lo mismo (con sutiles matices).

8

¿De izquierdas o de derechas? ¿Religioso o no? ¿Has estudiado o lo dejaste? ¿Piensas tener hijos o prefieres centrarte en tu carrera? ¿Gay o heterosexual? ¿Matrimonio sí o no?… Y yo pienso, “¿y qué más da?“.

14

Vivimos un momento en el que, a pesar de los muchos avances en ámbitos como la tecnología o la ciencia, creo que no hemos avanzado lo mismo en el aspecto social. Sí, por suerte, hoy en día se respeta mucho más la libertad de algunos colectivos y afortunadamente, no tienen que esconderse ni fingir ser quiénes no son.  Faltaría más. Pero creo que también vivimos en una sociedad profundamente hipócrita que, mientras defiende el derecho de todos a vivir libremente, sigue utilizando las etiquetas para definir o clasificar a las personas. Para unificarnos y  creer que así es más fácil conocer a los seres humanos y saber “a quién tienes delante“.

Desde que nacemos, está claro que nuestro entorno nos determina (que no define). La familia, el colegio, los amigos, la Universidad, el ámbito laboral… Cada una de estas variables (unas elegidas y otras impuestas) nos va perfilando un carácter, una personalidad, una forma de ser. Casi siempre. Y digo casi siempre, porque por fortuna, las personas tenemos la libertad de forjarnos -con los años y la experiencia- un carácter y una forma de ser y vivir que sea propia y no impuesta por lo que nos rodea. Y en esto, creo que es básica la educación; pero no la de las matemáticas o la historia. No. La educación que las familias y en cierta forma también los colegios, deben impartir y que enseñe a los niños a desarrollar su mente y a integrar y respetar a todo tipo de personas. Que les enseñe que el niño que está gordito y no puede hacer deporte es igual de fuerte y capaz que el que mete goles en todos los partidos; que la niña que va siempre con falda es igual de respetable que la que no se quita el jersey de cuello alto; que el niño que no lleva las zapatillas de marca puede ser igual de popular y líder que el que las lleva todas.

9

Pero esto sólo será posible si, los que ya somos adultos y padres del futuro, nos concienciamos de esto. Y eso pasa por ser los primeros en cambiar nuestra forma de ver a las personas. Está claro que esto es difícil; supone mucha autocrítica, muchos cambios en la manera de concebir a las personas y sus comportamientos, salir de la llamada “zona de confort” para poder entender formas y maneras de vivir muy distintas a la propia, incorporar a nuestras vidas contrastes que hasta ahora se evitaban. Pero creo que vale la pena. Una sociedad en la que todos quepamos con igualdad, y que tan sólo sean nuestros actos los que nos definan y determinen qué nos merecemos.

Quizá hoy me he levantado algo utópica e idealista, pero es que sigo pensando que las etiquetas, me gustan más en la ropa que me compro.

16

¿Qué opinas tú?

Os espero el viernes. Gracias por estar al otro lado.

Malu

Un pensamiento en “¿Me etiquetas?

  1. yo creo que cada uno es libre de escogerel tipo de vida que quiere. y el resto debemos respetarlo. eso por encima de todo.
    hoy en dia realmente creo que es muy dificil que consigamos eliminar las dichosas etiquetas, pero… quien sabe. quizas las generaciones futuras consigan aprender de forma natural que en la diversidad esta la riqueza y desapareza, de una vez por todas, la mania de etiquetar a unos y otros… quizas.
    besito bonita!!!

¡Gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s