¿Mujer real?

13

Hoy reflexiono alrededor de una expresión que, personalmente, no me gusta nada. ¿Qué es una “mujer real”?

Creo recordar que fue la marca Dove la que, en 2004, comenzó a utilizar esta expresión en sus campañas publicitarias. Si bien la intención inicial era más que elogiable, creo que ha derivado en un punto muy alejado de lo que se pretendía con él.

Con aquella publicidad, el mundo de la moda se revolucionó y comenzó a hablarse sin tapujos de la salud de las modelos y de la imagen que daban así como del uso excesivo de Photoshop, sobre todo, de cara a aquellas jóvenes que podían tomar como referente estilos de vida poco aconsejables y hasta peligrosos para su vida. De esta forma, dejaron de existir las medidas “perfectas” y cada vez más, era frecuente que las llamadas “modelos de tallas grandes” fueran protagonistas de campañas de publicidad antes reservadas para quiénes eran capaces de entrar en aquellas medidas.  Las marcas se concienciaron de esta situación y así los tallajes en las tiendas se amplían, se crean líneas de moda nuevas, y las modelos dejan de parecer que no se han comido un bocata de chorizo en su vida.

11

5

14

Y hasta aquí, estoy más que de acuerdo. No puede ser de otra forma. Lo que se debe transmitir es la aceptación de cada uno; con nuestros defectos, con nuestras virtudes y con nuestras cosas a mejorar, siempre que ello no se convierta en una peligrosa obsesión. Enseñar y demostrar a las jóvenes que lo importante no es tener un cuerpazo a cualquier precio, sino ser feliz con una misma, cuidarse por dentro y por fuera y aceptar que, en la vida, no se puede (ni se debe) gustar a todo el mundo, pero sí hay alguien que nos debe aceptar y querer por encima de todo: uno mismo.

Sin embargo, la tortilla ha dado tanto la vuelta que estamos en un punto en el que tampoco es aconsejable, o eso creo yo. Y ahora os hablo desde el punto de vista personal y voy a dejar de lado lo políticamente correcto. Estoy harta de que todo el mundo me recuerde, me diga o me haga ver lo delgada que estoy. Soy así desde siempre, como muy bien (incluso más que aquellos que me lo dicen y más de lo que la gente piensa), no hago dietas pero intento comer sano, no me machaco en el gimnasio pero quiero estar en forma. Estoy SANA. Y eso, para mi, es lo importante.

¿Comes bien? ¿Estás sana? ¿Cuándo vas a engordar? … Puf. Cada vez que alguien me pregunta esto pienso (y con todo el respeto y humildad del mundo): ¿le preguntarían esto a alguien que está gordo? ¿Os imagináis que alguien le preguntara a una persona con sobrepeso algo así? Todo el mundo se le echaría encima ante tal falta de respeto y delicadeza. Y es normal. Pero no, ahora parece que las delgadas estamos criminalizadas. Y no me refiero a las que lo son porque no comen o llevan una vida obsesiva; esas son las personas que deben entender el mensaje de que, en la vida, hay que cuidarse, hay que estar en forma, hay que estar bien con uno mismo, pero hay que estar sano y cuidar la salud. Me refiero a las que, por suerte o por desgracia, tenemos una constitución delgada. Hay quienes lo ven como algo positivo, y hay a quienes las chicas así no le gustan. Perfecto, en la variedad está el gusto. Pero todos merecemos un respeto, todos merecemos que nadie nos diga cómo debemos o deberíamos ser. Ni os imagináis lo mal que lo he pasado durante muchos años, incluso a día de hoy a veces aún me quedo con “mal sabor”, cuando alguien me hace este tipo de comentarios. Con los años, he aprendido que, si me miro al espejo y estoy a gusto y mi salud es de hierro, ¿qué más me da lo que piensen los demás?

7

16

4

Así que ahora, cuando alguien es delgado, “no es real”. Y acaso con esto, ¿no estamos excluyendo a una parte de las mujeres? Una cosa es querer que desaparezcan los complejos, las frustraciones, las obsesiones peligrosas por el aspecto de nuestro cuerpo y que las mujeres aprendamos a ser felices y plenas con nuestra naturaleza sea la talla que sea. Otra muy diferente es que ahora se persiga a quienes están delgadas por naturaleza o porque llevan una vida sana y equilibrada. No. Los extremos no son buenos. 

Todas somos mujeres reales; y esa realidad debería ir más allá de la talla que usemos o del peso que marque la báscula. Si queremos que desaparezcan las guerras de las tallas, las dietas peligrosas, los trastornos alimenticios y las frustraciones, el concepto de belleza (tan subjetivo) debe evolucionar y definirse mucho más de lo que unas medidas digan o las revistas nos impongan. No alabemos el pasar hambre, tampoco incitemos a que se lleve una vida descuidada. Simplemente, aceptemos que todos somos diferentes, fomentemos la relación sana entre cuerpo y mente, y entendamos que los estereotipos están para no cumplirlos. Y la autoestima para trabajarla sin que nos haga falta que un eslogan nos recuerde lo reales que somos todas.

16

6

10

9

12

¿Qué piensas tú?

Te espero el viernes con un nuevo look.

Gracias por estar al otro lado.

Malu

Jeans-Camiseta-Cartera: ZARA (old)
Zapatos:KANNA

 

3 pensamientos en “¿Mujer real?

  1. Hija, te entiendo perfectamente, también ha sido “mi condena” toda la vida, y me han hecho sufrir a mi y a los que me querían y quieren tal y como la genética, la naturaleza, el universo me diseño.
    Y no es cosa de tomárselo a la ligera, ya siendo una mujer madura, aun coletean esas frases en mi mente que no me han traído mas que complejos absurdos!
    Un abrazo.

  2. Te entiendo perfectamente. Tengo 39 años y llevo la talla 36 desde 8° de EGB. Toda mi vida me han dicho lo mismo¡ qué delgada estás ! No comes? Pero lo que peor me ha sentado siempre es la moda de estos últimos años de llamarnos anoréxicas. Parece como si tuviéramos que pedir perdón por encontrar tallas en todas partes. También hay mucha gente delgada acomplejada porque le hacen sentir enferma.

  3. yo he escuchado muchas veces eso de “las chicas delgadas estan delgadas porque no comen”. me parece absurdo.
    existe una cosa que se llama constitucion. algunas personas son mas delgadas por definicion, y otras menos. igual que algunos son mas altos y otros mas bajitos. unos mas blanquitos, otros mas morenitos (sabes cuantas veces he tenido que oir eso de, que pasa? que tu no tomas el sol? hombre pues si, probablemente mas que tu porque soy una lagartija, pero chic@, milagritos a Lourdes). unos tienen orejas grandes y otros pequenyas. el mundo es asi de variado, que le vamos a hacer!!! (personalmente, creo que en la variedad esta el gusto)
    tengo muchas amigas delgadisimas que comen estupendamente. algunas como limas. y ojo, probablemente esten mejor nutridas que aquellas mas rellenitas que viven obsesionadas con la bascula. hala lo que esta diciendoooooo! pues asi como lo oyes. a veces las dietas restrictivas sin control medico a las que se someten algunas personas para bajar de peso estan muy lejos de ser dietas sanas y equilibradas. pero eso no nos escandaliza. pues los efectos que puede tener en la salud y el metabolismo de esa persona pueden ser bastante serios… pero como eso no se ve, no cuenta no?
    en fin, todas las personas, independientemente de nuestro peso, deberiamos comer sano, movernos y cuidarnos. y querernos tal cual somos. porque ninguno de nosotros es perfecto. somos imperfectamente perfectos, con una maquinaria maravillosa que debemos respetar y cuidar, para que dure muchos muchos anyos. al final, lo unico que verdaderamente importa es la salud. porque todo lo demas, lo visible, es solo accesorio.
    besote preciosa!!
    pd: y doy fe que estas sana como una manzana y que comes de maravilla. y si, lo disfrutas!! ooooh, sacrilegio!! jajajajajaja!

¡Gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s