El tiempo

5

No se puede comprar, ni detener. Tampoco se puede recuperar ni evitar. El tiempo sólo se puede aprovechar. Hoy, me pongo reflexiva.

En el post de hoy me pongo un poco más seria. Como ya os dije, no quiero que el blog sea sólo de moda, aunque sea la temática principal. También quiero compartir con vosotros mis ideas sobre algunos temas, y por supuesto, escuchar qué opináis; creo que la mejor forma de aprender y madurar es escuchar ideas y formas distintas de ver la vida. Y sobre todo, respetarlas.

Hoy quiero hablaros de algo que me “agobia” desde hace unos meses: el paso del tiempo. En mi cumpleaños, todo el mundo me preguntaba qué tal llevaba la  (mal) llamada “crisis de los treinta“. Y la verdad, lo veía una chorrada. ¿Crisis cumplir años? ¿No sería peor no poder hacerlo?

1

Pero creo entender a qué se refiere la gente cuando habla de este tipo de cosas; esconden ese miedo que todos tenemos y que es el paso del tiempo. En mi caso, no el mero hecho de que los días transcurran, sino de que lo hagan sin aprovecharlos. Sin sentir que cada momento es importante y que he podido aprender o sacar algo de él. Me da un miedo terrible que, el día que tenga que hacer balance de mi vida, el resultado final sea que no he aprovechado el tiempo. Y no, no me refiero a ser la más aventurera del lugar (cosa que me encanta), ni a ser la que más locuras hace, ni siquiera, a ser la que acumule más horas de viajes, amores, o historias que contar a los nietos. Me refiero a saber que cada día es diferente, único y que no vuelve.

Controlar y poder adueñarnos del tiempo es una de las cosas que más ha perseguido el ser humano desde que entiende que es importante. ¿Quién no ha soñado con poder viajar en el tiempo y volver a vivir ese momento inolvidable? ¿O poder retornar al pasado y cambiar muchas cosas? ¿Incluso transportarnos a una época concreta y conocer cómo se vivía o a algún personaje histórico? Yo, desde luego, lo he pensado mil veces. Y creo que cualquier persona con uso de razón, también. Pero no, no es posible (de momento), y tenemos que conformarnos con asimilar el pasado, aprovechar el presente y esperar con ganas el futuro. Y si queréis que os sea sincera, si se pudiera, esto de vivir perdería su gracia

3

Pero a veces me planteo, ¿todos tenemos la misma idea y noción del tiempo? Medirlo puede parecer fácil: con un reloj. Pero para un enamorado que intenta olvidarse de ese amor imposible, el tiempo pasa muy despacio. Y en cambio, para un padre que ve crecer a su hija, el tiempo se le escapa de las manos. Sí, quizá la mejor medida del tiempo seamos nosotros mismos. Un reloj nos dirá cuánto falta para esa cita, para esa reunión o cuánto tiempo podemos seguir remoloneando en la cama. Pero un reloj no nos va a indicar cómo vivir el tiempo que resta. Eso depende de cada uno.

Cuando era pequeña, mis padres me decían que aprovechara el tiempo; que no volvía y que pasaba demasiado rápido. Yo pensaba, “tengo todo el tiempo del mundo aún, qué exagerados”. A día de hoy, me veo diciéndole lo mismo a mi hermana pequeña y me doy cuenta de cuánta razón tenían y el (relativo) poco caso que les he hecho. Quiénes me conocen saben que soy un “culo inquieto“; que no puedo estar sin hacer nada y que, hasta ahora, no he parado de hacer lo que debía hacer. Ahí está el “problema”. Lo que debía. No tanto lo que quería. Y no se trata de convertirse en un rebelde y saltarse las normas o dedicarse a ser un vivalavirgen (me encanta esta expresión); se trata de encontrar un equilibrio entre el debo y el quiero. Tampoco se trata de arrepentirse; se trata de aprender. Y sintiéndome muy orgullosa de cómo he vivido hasta ahora, la edad me ha hecho darme cuenta de que no todo en la vida es el estudio, el trabajo o lo que la gente espera de mí. La vida es lo que yo espero de mí.

3

Así que he decidido valorar y aprovechar el tiempo. Disfrutar de una cerveza con mis amigas, aprender de lo que me cuenta mi abuela y asimilar mejor lo que dicen mis padres, pasear mirando a las personas a la cara y no el móvil, leer mucho y hacer todos los planes que pueda con la gente que quiero. Y también he decidido respetar el tiempo de los demás. Entender que el suyo es tan importante como el mío y ser puntual. Entender que cada uno tiene su ritmo y que no todos deben seguir el mío. Entender que aprovechar el tiempo también significa descansar.

Y eso lo puedo hacer sólo si miro en dos direcciones: mis pies para saber dónde estoy, y el horizonte para saber dónde quiero ir. Y es que como dijo Einstein, la diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente.

1

¿Qué piensas tú sobre el tiempo?

Feliz finde.

Os espero el lunes.

Gracias por estar al otro lado.

Malu


Relojes: Benatty
Fotos: Lucía Gil 
No he recibido ninguna retribución económica ni este post es pago de ningún producto.
La firma Benatty me regaló los relojes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5 pensamientos en “El tiempo

  1. CHAPEAU.Pedazo de entrada.Acabas de destrozar el mito de que ser bloger está reñido con escribir bien y tener el coco bien amueblado.Me encanta la frase “la vida es lo que yo espero de mi”.Me ha hecho pensar mucho y te doy las gracias.Feliz fin de semana!

  2. precioso post malu!!! uno de los que mas me ha gustado en todo este tiempo (y no porque los looks no me chiflen, pero me gusta tu lado mas profundo, ya sabes! ;))!!
    yo siempre he vivido bastante relajada con respecto a tiempo. nunca he sentido que lo he “perdido”. creo que he sabido aprovechar bien. que he vivido todo lo que he querido, que si me he perdido algo es porque yo he querido hacerlo asi.
    sin embargo para mi los 35 fueron un momento de inflexion total. de repente me di cuenta de que me hago mayor. de que realmente me quedo sin tiempo para hacer algunas de las cosas que quiero hacer. que 3 anyos no son nada, y que pasan volando. y creo que estar tan lejos de tanta gente que quiero, de mi hogar, de mi cultura, aun lo acentuaron mas. me doy cuenta de que no quiero estar lejos, de que mas de un anyo sin abrazar a mis sobrinos, sin estar con mi madre, con mi padre, sin tomarme un vino con mis amigas y arreglar el mundo, sin ver crecer a sus hijos, sin ver el mar, sin tantos abrazos de los buenos, es demasiado tiempo, es tiempo perdido. y si, de repente empiezo a replantearme todo. el tiempo ha sido muy protagonista en mi vida en los ultimos meses. y no quiero perderlo.
    en fin. me has tocado la fibra, culo inquieto!
    besazo bonita!!

  3. Hola! Es la primera vez que te escribo aunque te sigo en IG desde hce muchísimo. Sinceramente me ha encantado el post y suscribo punto por punto todo lo que dices. Me parece genial que incluyas este tipo de contenido dentro del blog y que no sea solo de moda. Enhorabuena por tu opo, tu vuelta al blog y por este post. Un beso guapaa

  4. Chapeau Malu!! Tu escrito invita a la reflexión por lo que cargado de contenido de calidad!! Enhorabuena y gran iniciativa!! Nos vemos por la vida!! 😜😘

¡Gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s